Rehabilitación inferior mediante una prótesis híbrida implantosoportada tras un fracaso implantológico previo

Se presenta el caso de una mujer de 62 años que acudió a nuestra clínica, como primera visita, por dolor en todos los dientes y piezas implantosoportadas inferiores. A la exploración radiológica se comprobó como la paciente sufría de periodontitis y periimplantitis avanzada que hacía inviable la permanencia de dichos dientes e implantes. Se observó

Implantes colocados en posición angulada

Se presenta el caso de un paciente al que se debía rehabilitar el sector posterior izquierdo superior recuperando del primer premolar al primer molar. La reposición del segundo molar no era necesaria puesto que tampoco tenía la pareja antagonista. El tratamiento de primera elección era reponer dichas ausencias dentales mediante una prótesis fija soportada por

Puente de tres piezas cementado sobre dos implantes colocados simultáneamente con la elevación del seno maxilar

Se presenta el caso de un hombre de 60 años de edad que acudió a nuestra clínica en Benicarló con ausencia de los cuatro dientes posterosuperiores izquierdos, los cuales había perdido recientemente. Como el segundo molar inferior izquierdo se encontraba ausente desde hacía años, nuestra propuesta de tratamiento fue reponer únicamente los tres dientes necesarios para

Prótesis híbrida o de Toronto inferior

No es rara la situación que se nos presenta a menudo en la que un paciente desdentado inferior no tolere la prótesis completa convencional  o no acabe de acostumbrarse a ella, bien sea por la movilidad o por los dolores que éstas ocasionan al ser mucosoportadas. Los movimientos linguales, la potente musculatura del suelo de

Restauración de la estética y función masticatoria mediante prótesis fija dento e implantosoportada

Nuestro paciente, varón de 45 años de edad, acudió a la Clínica Dental Borrás muy preocupado por su mala estética dental e incomodidad en su función masticatoria, situación derivada de múltiples pérdidas dentarias como consecuencia de una pobre higiene bucodental y ausencia de tratamientos conservadores por “terror al dentista”. El paciente deseaba volver a tener