Hallazgo de un Carcinoma Oral de Células Escamosas en estadio avanzado

Clínica Dental BorrásMedicina y Patología Bucal PrevenciónHallazgo de un Carcinoma Oral de Células Escamosas en estadio avanzado

El carcinoma oral de células escamosas (COCE) es la neoplasia maligna más frecuente de la cavidad oral. Los tumores malignos de la cavidad oral suponen un 4% del total del organismo, del cual el 90% corresponden al COCE. La mayoría se presentan en hombres entre 50 y 70 años, aunque su presencia en mujeres cada vez es mayor. Su presencia antes de los 30 años es excepcional, sin embargo se ha observado un incremento de aparición en mujeres jóvenes, en las que no aparece relacionado con el hábito del tabaco (cáncer orofaríngeo).

En cuanto a su etiología podemos implicar a múltiples factores, entre los que cabe destacar el tabaco y el alcohol como principales mutágenos en la carcinogénesis, pero también el betel, exposición a radiaciones, infecciones, malnutrición e inmunodeficiencias son relevantes en algunos casos.
El cuadro clínico del COCE suele aparecer como una tumoración ulcerada e indurada o como una úlcera dolorosa o no, acompañada a menudo de adenopatías cervicales. El tamaño de las lesiones suele variar desde unos milímetros hasta varios centímetros. Su localización más frecuente es la lengua, el suelo de la boca y el paladar blando en un 75-80% de los casos.

Las lesiones iniciales pueden pasar inadvertidas, ya que en muchas ocasiones son asintomáticas. Suelen tener un aspecto característico: placa de color rojo (eritroplasia), acompañada o no de lesiones de color blanco (eritroleucoplasia). En algunas ocasiones puede tener el aspecto de una placa de color blanco (leucoplasia).

A continuación, presentamos el caso de un hombre de 62 años al que diagnosticamos un COCE en estadio avanzado tras acudir a la clínica por “dolor de encías”. La lesión, localizada en el suelo de la boca, cara ventral y bordes laterales de la lengua y sector anteroinferior de la mandíbula, se presentó como una úlcera irregular, profunda, de bordes evertidos, fondo sucio y de consistencia dura e infiltrada en profundidad (ver imagen). Con celeridad, nuestro paciente fue remitido a un centro hospitalario puesto que el tratamiento del COCE es multidisciplinar, en el que participan diferentes especialistas formando comités clínicos, los cuales planifican de forma protocolizada esta neoplasia. Como en todos los tumores malignos, el diagnóstico precoz es fundamental para el pronóstico del paciente.

Desde Clínica Dental Borrás queremos concienciar a nuestros pacientes de esta patología, mejorando así en su calidad de vida y dándoles los siguientes consejos:

Reducir o eliminar el consumo de tabaco y alcohol.

Mantener una buena higiene bucodental.

Evitar que los dientes o prótesis rocen o presionen excesiva y reiteradamente la mucosa bucal, los labios y la lengua.

Utilizar cremas labiales con factor de protección al exponerse al sol.

Ingerir una dieta equilibrada (rica en vitaminas, fibra…).

Autoexaminarse la boca una vez al mes y visitar al dentista, como mínimo, una vez al año.

Por último, recomendamos firmemente biopsiar toda lesión sospechosa de naturaleza maligna, por pequeña que sea, para diagnosticar precozmente un cáncer bucal.