La artrocentesis como tratamiento de la luxación discal sin reducción de la articulación temporomandibular

Clínica Dental BorrásCirugía Disfunción TemporomandibularLa artrocentesis como tratamiento de la luxación discal sin reducción de la articulación temporomandibular

La evidencia clínica más actual sugiere que, en la luxación del disco sin reducción de la articulación temporomandibular (ATM), la limitación del movimiento no parece estar relacionada directamente con el desplazamiento real del disco. Parece ser que las circunstancias que explican estos cuadros son las alteraciones de la presión articular y los cambios bioquímicos en el líquido sinovial, responsable de la lubricación, que suelen acompañar a los desplazamientos discales. Estos acontecimientos favorecen la adhesión del disco a la fosa articular, por el efecto de “vacío” y el desarrollo de adherencias respectivamente, limitando de este modo su movimiento.

La artrocentesis es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que supone la colocación de drenajes en la ATM para lavarla y romper pequeñas adherencias. Su mecanismo de acción se basa en que la irrigación “dilata” el espacio articular y fuerza el despegamiento del disco de la fosa articular al eliminar la presión negativa y romper las adherencias existentes y, por todo ello, se recupera el espacio entre la fosa y el disco para que éste recupere su movilidad. Por ello, finalmente, se reduce la obstrucción mecánica causada por el desplazamiento anterior del disco inmóvil. Además, como en algunos casos puede existir un acúmulo de factores bioquímicos que contribuyen a la inflamación y el dolor, la simple acción de drenaje de la articulación puede eliminarlos o disminuirlos.

A continuación, se presenta el caso de una joven de 16 años que presentaba un cuadro de luxación discal en la ATM izqda. Las manifestaciones clínicas del cuadro se traducían en una limitación importante de la apertura bucal (bloqueo articular). A pesar de que, con esfuerzo, todavía era capaz de recapturar el disco, conseguirlo cada vez le costaba más. Además, su situación había empeorado con mucha rapidez, pasando de unos bloqueos “intermitentes” a unos “continuos” cada vez que cerraba la boca.  Cuando conseguía reducir el disco luxado se escuchaba un fuerte chasquido y, en consecuencia, ya podía abrir la boca por completo al haberse desbloqueado. Lamentablemente, la luxación y el bloqueo se repetía en cada episodio de apertura-cierre de la boca. El tratamiento propuesto fue la realización de una artrocentesis junto con la infiltración intraarticular de ácido hialurónico. El resultado fue excelente, obteniendo la eliminación completa de los bloqueos articulares y una mejora en los movimientos de la boca.

Situación en el momento del bloqueo articular. La apertura bucal se limita a 30 mm

Situación tras la recapturación del disco luxado (desbloqueo). La apertura bucal alcanza los 40 mm

La artrocentesis persigue el lavado y la lisis del espacio articular superior

Infiltración intraarticular de ácido hialurónico tras la finalización de la artrocentesis