Leucoplasia oral

La leucoplasia oral (LO) es la lesión potencialmente maligna más frecuente de la mucosa oral, habiendo sido definida bajo un contexto eminentemente clínico, como una lesión predominantemente blanca de la mucosa oral que no se desprende al raspado y que no puede caracterizarse o catalogarse como ninguna otra lesión definida y en la que existe un riesgo constatado de desarrollar cáncer oral. Presenta una prevalencia cercana al 0,5%, siendo más frecuente en hombres y menos en mujeres. La encía y mucosa yugal son las localizaciones intraorales más frecuentes.

Con relación a la etiología se distinguen dos tipos de leucoplasias. Las asociadas al tabaco y las idiopáticas, siendo estas últimas de causa desconocida, pensándose que desempeñan un papel importante algunos virus. Al analizar los factores que están relacionados con la LO, se comprueba que el tabaco es el factor más importante. También se la ha relacionado con las pastas y colutorios de sanguinaria.

Existen dos tipos fundamentales de leucoplasias, las homogéneas y las no homogéneas, estas últimas a su vez se subdividen en eritroleucoplasias, nodulares y exofíticas. Una leucoplasia homogénea es una lesión predominantemente blanca de la mucosa oral, uniformemente plana, que pude presentar grietas o hendiduras poco profundas y tiene una superficie fina, con depresiones y resaltes; su consistencia no es dura. Por el contrario la no homogénea es una lesión predominantemente blanca o roja (eritroleucoplasia) con una superficie irregular, nodular o exofítica.

El diagnóstico definitivo lo dará la histopatología, siendo la presencia de displasia epitelial el factor más importante a la hora de predecir la posible transformación maligna. Es bien conocido el hecho de que las leucoplasias no homogéneas tienen un riesgo mayor de desarrollar un cáncer, ello es debido fundamentalmente a la gran frecuencia de displasias epiteliales que presentan. En general, se considera que cerca del 10% de las leucoplasias únicas se transformarán en un carcinoma oral y que lo harán más del 50% de las leucoplasias multifocales.

El tratamiento indicado es eliminar, si existen, los factores etiológicos, centrándonos en el tabaco y colutorios como la sanguinaria. De no existir dichos factores o que su supresión no haga desaparecer la lesión al cabo de unas 2-3 semanas, se deberán eliminar quirúrgicamente.

Leucoplasia homogénea en el fondo de vestíbulo de la zona anterior del maxilar superior

Leucoplasia no homogénea (eritroleucoplasia) en la mucosa yugal derecha