Óxido de zirconio con porcelana de recubrimiento. El equilibrio perfecto entre estética y funcionalidad

Clínica Dental BorrásEstética PrótesisÓxido de zirconio con porcelana de recubrimiento. El equilibrio perfecto entre estética y funcionalidad

La necesidad de tratamientos estéticos ha llevado a la utilización cada vez más generalizada de restauraciones totalmente cerámicas. De todos los tipos de porcelanas que existen en la actualidad, el óxido de zirconio representa la de mayor resistencia mecánica. El mecanismo que hace a esta porcelana excepcional desde un punto de vista mecánico, tanto en valores de resistencia a la flexión como de tenacidad a la fractura, es que cuando se forma una grieta aparecen tensiones sobre el material que la rodea que provoca la transformación de sus cristales, de fase tetragonal a monoclínica, aumentando de este modo su volumen. Esta expansión de entre el 3 y el 5% produce fuerzas de compresión que actúan perpendicularmente sobre los bordes de la grieta deteniendo su progresión. Estas cualidades le han valido el sobrenombre de “acero cerámico“.

Aunque su primera generación presentaba unas propiedades mecánicas muy buenas, era prácticamente opaco. Por ello la industria dental ha ido modificando su formulación con el objetivo de aumentar la translucidez del material sin mermar excesivamente sus propiedades mecánicas.

A continuación, se presenta el caso de la restauración protésica de dos molares con el uso de dos coronas de zirconio de segunda generación recubierto de porcelana feldespática. El resultado, funcional y estético, fue excelente. La calidad del zirconio de primer nivel que se usó, junto con la maestría del ceramista que recubrió la estructura con la porcelana feldespática, transcendió en la excepcional belleza de la prótesis.

Vista exterior (oclusal) de las coronas de óxido de zirconio recubierto de cerámica feldespática

Vista interior de las coronas. Nótese la ausencia de la clásica cofia metálica

La belleza de las coronas es excepcional

La translucidez del óxido de zirconio de segunda generación contribuye a su resultado estético

Situación inicial tras el tallado de los dientes pilares

Situación final tras la colocación de las coronas