Protección de un diente dañado mediante una corona monolítica de óxido de zirconio

Clínica Dental BorrásEstética PrótesisProtección de un diente dañado mediante una corona monolítica de óxido de zirconio

Uno de los criterios para usar una corona protésica, ya sea de metal-cerámica o totalmente cerámica, es la presencia de un diente dañado que necesite ser reforzado o protegido. La corona cubre y recupera la forma del diente fracturado o desgastado, a la vez que le aporta resistencia y mejora su apariencia.

A continuación, presentamos el caso de un hombre de 47 años con un primer molar inferior derecho con una fractura de la cúspide disto-lingual. El límite de dicha fractura se encontraba yuxtagingival y, además, el diente ya estaba restaurado con una obturación de composite mesio-ocluso-distal tras el tratamiento de una caries. Puesto que el paciente era bruxista, el diente se restauró mediante una corona totalmente cerámica de óxido de zirconio, material con una excelentes propiedades mecánicas.

Fractura de la cúspide disto-lingual del primer molar inferior derecho restaurado con una obturación de composite mesio-ocluso-distal

El molar tras su tallado

Corona completamente cerámica de óxido de zirconio

Situación tras el cementado de la corona