Rehabilitación mediante una prótesis mixta superior y una híbrida implantosoportada inferior

Clínica Dental BorrásImplantología PrótesisRehabilitación mediante una prótesis mixta superior y una híbrida implantosoportada inferior

Se presenta el caso de una mujer de 74 años que acudió a nuestra clínica de Benicarló con el deseo de mejorar su estado bucodental. La paciente era portadora de una prótesis parcial de resina inferior que le producía constantes molestias debido a la falta de retención y estabilidad por el grado avanzado de pérdida ósea en la mandíbula, así como por los movimientos linguales. A la exploración se observó que los tres dientes remanentes inferiores y los molares superiores presentaban periodontitis avanzada, los premolares unos desgastes coronales muy avanzados y el incisivo lateral superior derecho una fractura radicular vertical.

La principal queja de nuestra paciente era la incomodidad que le producía su prótesis removible inferior y la situación antiestética de sus dientes. No le importaba tener que llevar una prótesis removible siempre que ésta no le diera problemas de retención ni de estabilidad y no fuera antiestética.

Dada la situación bucodental y preferencias de la paciente, se le recomendó la extracción de todos los dientes en mal estado y la posterior rehabilitación mediante el uso de una prótesis mixta superior y una prótesis híbrida implantosoportada inferior.

Ortopantomografía inicial del caso

Visión intraoral tras las extracciones de los dientes posterosuperiores. Nótese la fístula en la encía vestibular al incisivo lateral derecho debido a la fractura radicular de éste

En una primera fase se extrajeron los dientes posterosuperiores y el incisivo lateral derecho. Se realizó un puente dentosoportado provisional que abarcó desde el canino derecho al izquierdo. Por otro lado los dientes posteriores se repusieron mediante una prótesis parcial removible provisional.

En otra fase se realizaron las extracciones de los dientes inferiores y se colocaron 5 implantes intermentonianos que servirían de anclaje para la futura prótesis híbrida.

Imagen tridimensional tras la colocación de los implantes dentales

Visión intraoral del maxilar inferior que muestra los pilares de cicatrización de los 5 implantes intermentonianos

Tras la osteointegración de los implantes y finalización de la fase protésica provisional se confeccionaron las prótesis definitivas.

La prótesis híbrida consta de una prótesis fijada a unos implantes mediante tornillos que atraviesan una estructura metálica que sirve de esqueleto para retener la resina y los dientes de una prótesis convencional. Las ventajas de este tipo de prótesis sobre implantes son la ausencia de movilidad (prótesis fija) y de dolor al no apoyarse en la mucosa, la sencillez de limpieza por parte del paciente,  y la facilidad de reparación cuando éstas experimentan desgastes con el paso del tiempo.

Por otro lado, una prótesis mixta consiste en la colocación de una prótesis fija dentosoportada y una prótesis removible (esquelético) para rehabilitar el resto de dientes ausentes. La ventaja de esta prótesis es que, al no incorporar retenedores (ganchos), no es antiestética. En su lugar se fabrican unos anclajes, unos instrumentos mecánicos compuestos por una parte macho y otra hembra, que sirven de unión entre los dos tipos de prótesis.

Prótesis híbrida implantosoportada inferior del caso

Prótesis mixta superior del caso

Tras la colocación de las prótesis se puede observar el cambio de su situación inicial. Nuestra paciente quedó muy agradecida y satisfecha con el resultado.

Ortopantomografía al finalizar el tratamiento protésico

Visión intraoral tras la colocación de las prótesis. Nótese la ausencia de retenedores en la prótesis superior y la presencia de pónticos higiénicos en la prótesis inferior