Restauración de un molar gravemente afectado de hipomineralización de esmalte

Clínica Dental BorrásCirugía PrótesisRestauración de un molar gravemente afectado de hipomineralización de esmalte

La hipomineralización de molares-incisivos es un trastorno inexplicable, descubierto recientemente y cada vez más frecuente, que se define por una hipomineralización de todos los primeros molares y los incisivos permantentes. Éstos erupcionan normalmente y presentan zonas opacas y de color pardo amarillento en el esmalte del tercio oclusal de sus coronas. La superficie del esmalte es dura, pero por debajo es blando y se rompe, dejando una superficie blanda, rugosa y manchada que es muy propensa a la caries.

Este trastorno se debe a un fallo de la maduración de esmalte, pero su presentación y sus antecedentes familiares son diferentes a los de la amelogénesis imperfecta y la hipoplasia cronológica. Parece ser que muchos de estos casos tienen una etiología similar a la de la hipoplasia cronológica, pero la alteración sistémica es más leve y no basta para causar un defecto hipoplásico más grave. Parece ser que existe una gran variedad de trastornos que pueden causar esta hipomineralización.

Los molares suelen resultar más afectados que los incisivos. Los dientes afectados son hipersensibles y difíciles de anestesiar. Las restauraciones suelen fallar, debido en parte a la morfología desfavorable de las coronas y en parte a que no se pueden utilizar materiales adhesivos en el esmalte, ni siquiera en zona alejadas de los defectos detectables clínicamente. Esto dificulta considerablemente el tratamiento, por lo que el mejor tratamiento es la restauración protésica de recubrimiento total. En caso contrario, lamentablemente, suelen requerir su extracción.

A continuación, se presenta el caso de una joven de 26 años con hipomineralización de molares-incisivos. De éstos, el diente más afectado era el primer molar superior izquierdo, el cual ya había sido tratado durante años con repetidas restauraciones de composite y ahora presentaba una nueva fractura. Debido al desgaste progresivo de su cara oclusal, éste se había extruido manteniendo la dimensión vertical. Se decidió realizar una restauración protésica de recubrimiento total con una corona totalmente cerámica de zirconio de última generación. Debido a la escasa altura de la corona clínica, previamente se realizó un alargamiento coronario. Gracias al tratamiento el diente recuperó su estética y funcionalidad, a la vez que quedó protegido de futuras fracturas.

Situación inicial

Situación tras el alargamiento coronario

Visión oclusal del molar previamente a su tallado

Situación tras el tallado del muñón

Corona protésica provisional

Corona protésica definitiva