Sinusitis odontogénica consecutiva a un absceso apical agudo en un primer molar superior izquierdo

Clínica Dental BorrásCirugíaSinusitis odontogénica consecutiva a un absceso apical agudo en un primer molar superior izquierdo

Se entiende por sinusitis aquellos fenómenos inflamatorios e infecciosos que afectan a la mucosa de recubrimiento de los senos paranasales. En el desarrollo de una sinusitis intervienen unos factores etiológicos predisponentes, como la inflamación persistente de la mucosa nasal o las alteraciones estructurales, y unos desencadenantes, de naturaleza infecciosa, ya sean víricos o bacterianos.

Las infecciones del seno maxilar obedecen a disversas causas. Las nasales o rinógenas constituyen el 80% y pueden ser virales, etmoidales, por desviación del septo nasal, pólipos o hipertrofias adenoideas, alérgicas, inhalatorias externas (polvo, agua), etc. Las de causa odontogénica representan el 15% y pueden deberse a periodontitis apicales crónicas, abscesos apicales, enfermedad periodontal, quistes odontogénicos, inclusiones dentarias ectópicas y heterotópicas o yatrogénicas (comunicaciones bucosinusales tras exodoncias, penetración de materiales endodónticos en su interior, fracasos de elevaciones sinusales, etc.). El 5% restante se deben a otras causas como la intubación nasotraqueal, traumatismos faciales, hematógenas (escarlatina), inmunosupresiones (leucemias, SIDA), sarcoidosis, fibrosis quística, sensibilidad a la aspirina, buceo, etc.

Se presenta el caso de un varón de 56 años que acudió de urgencia a la Clínica Dental Borrás por un dolor agudo localizado en el molar 2.6. El diente, sensible a la percusión, presentaba un tratamiento de conductos que desgraciadamente no tuvo éxito y por ello finalmente desarrolló un absceso apical agudo. A la exploración radiográfica se pudo comprobar como la infección dental desencadenó, a su vez, una sinusitis odontogénica. Tras comprobar que el diente tenía buen pronóstico periodontal a largo plazo, se recomendó realizar una cirugía periapical, tratamiento que eliminaría la lesión infecciosa, así como su causa. El resultado fue un éxito y se pudo comprobar como, además de desaparecer los síntomas clínicos, la sinusitis se resolvió completamente.

Situación inicial. Nótese la opacificación radiológica del seno maxilar

Radiografía periapical realizada al finalizar la cirugía periapical

Control radiográfico al mes de la intervención. Nótese la disminución de la opacificación del seno maxilar

Control radiográfico a los 6 meses de la cirugía. El seno maxilar ya se observa totalmente radiotransparente, signo de resolución de la patología