Tatuaje por amalgama de plata

El tatuaje por amalgama de plata es la forma intrabucal más frecuente de pigmentación exógena por sustancias extrañas incrustadas en los tejidos. Se provoca al estar la amalgama directamente en contacto con los tejidos durante las técnicas restauradoras odontológicas. Típicamente miden más de 5 mm y son negro-grisáceos o azulados. La cantidad de amalgama que es preciso incluir para generar un tatuaje es muy pequeña. Al poco tiempo de producirse la inclusión se observa una reacción a cuerpo extraño con macrófagos y células gigantes, que desaparecen con el tiempo. Debido a la afinidad de la plata por el colágeno, pequeñas partículas de amalgama se depositan a lo largo de los haces de colágeno o alrededor de vasos pequeños. Todo el posible mercurio libre se solubiliza en pocas semanas y se excreta, de forma que en el tejido solo persiste formando complejos con la amalgama. Por ello, carece de trascendencia clínica y no precisa tratamiento alguno. De todas formas, si las radiografías no muestran el metal y los antecedentes del paciente no recogen ninguna obturación de este tipo, será preciso extirpar la lesión para descartar que sea melanocítica.

Lesión pigmentada negro-grisácea localizada en la mucosa alveolar vestibular en la zona premolar del cuarto cuadrante

Radiografía periapical de la zona. Nótese la radiopacidad de la lesión (amalgama de plata), signo que confirma el diagnóstico