Tratamiento de un gran Queratoquiste Odontogénico en una niña de 12 años

Clínica Dental BorrásCirugía Medicina y Patología BucalTratamiento de un gran Queratoquiste Odontogénico en una niña de 12 años

El Queratoquiste Odontogénico (QO), es un quiste de desarrollo odontogénico que representa el 10% de todos los quistes de los maxilares. Su origen proviene de restos epiteliales de la lámina dental. El tratamiento estándar es la enucleación, pero dado que la cápsula es normalmente fina y friable, se suele fragmentar durante la extirpación. Este hecho, junto con la presencia de microquistes en el tejido conectivo circundante, predispone a la recidiva.

Se han descrito múltiples tratamientos para reducir la tasa de recurrencia de esta lesión, destacando la utilización de adyuvantes como la ostectomía periférica, el curetaje químico con la solución  de Carnoy o la crioterapia, o la exteriorización del quiste mediante la marsupialización o tratamiento descompresivo.

En lesiones de gran tamaño, como paso previo a la quistectomía, se ha propuesto la descompresión o marsupialización. Entre sus ventajas destaca la reducción del tamaño de la lesión, realizando un abordaje más conservador, y producir un aumento en el grosor de la cápsula conectiva, facilitando así la eliminación quirúrgica completa. Además, se han descrito varias modificaciones morfológicas e inmunológicas en el epitelio de estas lesiones en contacto con el medio bucal.

A continuación se presenta la evolución clínica, radiológica e histológica de un caso de QO tratado en un primer momento mediante una marsupialización.

Niña de 12 años de edad que acude por primera vez al dentista para realizarse una revisión completa. A la exploración clínica no se observa ningún signo ni síntoma de patología bucodental pero, tras el estudio radiográfico mediante una ortopantomografía, se reconoce una lesión radiotransparente, unilocular, de bordes definidos y corticados, en el ángulo mandibular izquierdo. Esta lesión incluye la corona del 3.8, produciendo su desplazamiento hacia la rama mandibular, y desplaza el conducto dentario inferior. Los diagnósticos de presunción fueron de QO, ameloblastoma uniquístico, fibroma ameloblástico, quiste dentígero y quiste odontogénico ortoqueratinizado.
Dado el tamaño de la lesión, se efectuó una marsupialización y, simultáneamente, una biopsia incisional que se envió al SDPOMF y que diagnosticó un QO. Se hicieron controles periódicos observando, clínica y radiográficamente, la reducción del tamaño de la lesión junto con la formación de hueso en su periferia.
En una segunda etapa, a los 10 meses del inicio de la marsupialización, se practicó la quistectomía completa, la extracción del 3.8 y el curetaje químico del lecho óseo aplicando la solución de Carnoy. La valoración histopatológica mostró cambios adaptativos del epitelio quístico, reconociéndose un epitelio hiperplásico, no queratinizado en su mayor parte, con pérdida de empalizada basal, así como un infiltrado inflamatorio crónico capsular. La revisión clínica y radiográfica a los 6 meses mostró una completa regeneración del defecto óseo y la ausencia de signos y síntomas de recidiva.

Ortopantomografía inicial

Reconstrucción tridimensional de la Tomografía Computarizada

Fragmento de la lesión que se extirpó para su valoración histopatológica

Imagen anatomopatológica que muestra los rasgos típicos del Queratoquiste Odontogénico

 

Ortopantomografía de control realizada a los 3 meses del inicio de la marsupialización

Aspecto clínico del marsupio a los 3 meses de la intervención

Cordal 3.8 y los fragmentos del Queratoquiste Odontogénico enucleado

Imagen anatomopatológica de la lesión que muestra los cambios adaptativos tras su exposición a la cavidad bucal

Ortopantomografía de control realizada a los 6 meses de la última intervención. Nótese la completa regeneración del defecto óseo

Situación clínica en el último control