Tratamiento de una recesión gingival antiestética en un canino superior izquierdo mediante cirugía plástica periodontal

Clínica Dental BorrásCirugía Estética PeriodonciaTratamiento de una recesión gingival antiestética en un canino superior izquierdo mediante cirugía plástica periodontal

La recesión gingival se define como la migración apical del margen gingival desde su posición fisiológica, causando la exposición patológica de la superficie de la raíz. Generalmente, este tipo de lesión se encuentra en pacientes con o sin periodontitis moderada, cuya pérdida de inserción muestra algunas características específicas: principalmente está limitada a la cara vestibular del diente; la etiología difiere de la propia de la periodontitis; y no se asocia a pérdida de inserción interdental severa. El síntoma clínico más característico de la recesión gingival es que el diente parece más largo.

La causa más común de la recesión gingival es traumática, principalmente por el daño provocado por el cepillado. Éste puede ser el resultado del uso de una técnica de cepillado inadecuada al biotipo del tejido o de un cepillo con las cerdas duras. El traumatismo de los tejidos blandos puede llevar a la destrucción ulcerosa del área entera del tejido queratinizado. Conviene destacar que existen factores que predisponen a la recesión gingival que, pese a que no causan directamente la recesión, sí contribuyen a su aparición cuando están combinados con factores causales. Los más importantes incluyen el biotipo gingival fino, la prominencia radicular, las malposiciones dentarias, y los frenillos que se insertan cerca del margen gingival.

La indicación principal para el tratamiento de la recesión gingival son los propios requerimientos estéticos del paciente. La longitud excesiva de los dientes con recesión tiene un impacto negativo en la sonrisa del paciente y, en algunos casos, en la fonación. El problema estético asociado a la exposición radicular de los dientes, solo puede ser resuelto con cirugía de recubrimiento radicular.

Las técnicas quirúrgicas de recubrimiento radicular se dividen en técnicas de reposición y técnicas de injerto. Las técnicas de reposición utilizan tejido blando que permanece unido a los tejidos adyacentes a través de un pedículo para cubrir la raíz. Las técnicas de injerto, en cambio, utilizan tejido blando obtenido de otros lugares (especialmente de la mucosa palatina).

A continuación, se presenta el caso de una joven de 27 años de edad que visitó nuestra clínica por el impacto antiestético de su sonrisa al mostrar su canino 2.3 con su superficie radicular expuesta. Tras corregir su técnica de cepillado, principal desencadenante de su recesión, se realizó una técnica quirúrgica de reposición para cubrir la recesión. El resultado fue excelente y nuestra paciente recuperó su confianza para sonreir con naturalidad.

Sonrisa inicial de nuestra paciente. Nótese el aspecto de “diente largo” del canino 2.3 al tener expuesta su raiz

Detalle de la recesión

Sonrisa de nuestra paciente a los 9 meses de realizar la cirugía plástica periodontal. El resultado estético es excelente

Detalle del resultado tras la técnica de recubrimiento radicular